Arquivo por etiquetas: Norma Editorial

Carvalho. Tatuaje – Migoya y Seguí

“Nací para revolucionar el infierno.”

carvalho_capaTatuaje fue la segunda novela de Pepe Carvalho, publicada en 1972. Ahora despues de múltiples versiones para televisión y cine llega al cómic en una adaptación de Hernán Migoya y Bartolomé Seguí (Premio Nacional de cómic en 2009).

El detective es contratado para investigar la identidad de un hombre que aparece flotando en la playa con el rostro comido por los peces. El único hilo del que tirar es un tatuaje, Nací para revolucionar el infierno. La busqueda llevará a Carvalho por las calles de Barcelona y Amsterdam.

Carvalho, un tipo duro acostumbrado a manejarse en el lumpen Barcelonés, entre prostitutas y quinquis, es también un gourmet con gran habilidad para la cocina, es un hombre culto con una gran biblioteca de la que echa mano cuando no tiene con que encender el fuego. Un personaje lleno de matices, caras contrapuestas, descreido y contradictorio, de vuelta de todo; de la CIA, del comunismo y hasta de la vida. Carvalho ya es sólo militante de la comida y de las mujeres. Un personaje con el atractivo de lo real, bien construído, complejo; descarnado y bruto cuando es preciso, perfectamente delicado cuando la ocasión lo requiere. Un verdadero iconoclasta capaz de quemar un Quijote para encender la chimenea. Es imposible no tenerle respeto. Seguir lendo

Advertisements

La muerte de Stalin – Nury y Robin

Una historia verdadera… soviética.

muerte-de-stalin_capaEn el cómic franco-belga existe una potente corriente de recreación histórica, un tipo de cómic que en nuestro mercado suele ser bien aceptado por el público y no tanto por la crítica más especializada que en estos tiempos anda más deslumbrada por la risografía, el vanguardismo ininteligible y el revival, tan ochententero, de la linea chunga y el lumpen viñetario. En esta corriente histórica ya demostró Nury su maestría con una obra excelente, Érase una vez en Francia, que en España fue publicada en tres tomos por Norma editorial.

En La muerte de Stalin los autores aprovechan los hechos reales, la historia, para, añadiéndole partes ficcionadas, crear una teoría de los hechos. Con Nury en el guión y Robin en el dibujo, los pilares para que la obra sea interesante están bien puestos y son sólidos. Seguir lendo

Insecto – María Llovet

Amor disléxico.

insecto1-metropoles-delirantesVivimos en una sociedad hipersexualizada, pero eso si, siempre dentro de unos cánones, la moral y la tradición nacional-católica aún tienen demasiado peso en este estado que es cada vez más carpetovetónico dospuntocero. Insecto es un hermoso libro de temática erótica de María Llovet, dibujante Barcelonesa con un dinámico estilo manga, que aborda las relaciones diferentes.

Insecto cuenta la historia de Lea y Lucas, dos hermanos adolescentes, ella, rebelde que goza con la provocación, en lucha constante con su madre, y el, callado y disléxico, los dos viven una relación carrusel, de sentimientos incontrolables, que los llevan a un “amor fou” que causará escándalo en mentes vetustas de visón y misa de doce y fruición en las más abiertas, aventureras y soñadoras. Seguir lendo

La casa, crónica de una conquista – Daniel Torres

la-casa1-metropoles-delirantesEn estos últimos meses aparecieron hasta tres obras de cómic que tienen como leit motiv el espacio que habitamos, “Aquí” de Richard McGuire, “La  Casa” de Paco Roca y “La casa, crónica de una conquista” de Daniel Torres. Cualquiera de las tres son obras superlativas, cada una en su espacio y en el estilo de su autor, todas consiguieron muy buenas críticas y aceptación del público.

Pero yo creo que la más superlativa de las tres es la de Daniel Torres, un tomo de casi 600 páginas divididas en 26 capítulos en los que el autor hace un exhaustivo recorrido por la historia de la casa; en realidad es más, porque no se puede disociar la casa, el concepto de lugar de protección y refugio, de sus habitantes, claro, la transformación del espacio está necesariamente unida a la evolución de  sus habitantes y viceversa.

Parece absurdo, pero creo que aún hoy los teóricos no se ponen de acuerdo en quien cambia a quien en esa ecuación siempre compleja que formamos humanos, hábitat, historia y progreso, lo que está claro es que desde los tiempos de las cavernas hasta estos tiempos modernos de urbanizaciones, bloques y arquitectura de “diseño”, los humanos pasamos por muchos momentos, necesidades y soluciones para un mismo problema, la vivenda. Seguir lendo

El ala rota – Altarriba y Kim

capa-el-ala-rota-metropoles-delirantesEl duo creativo que forman Antonio Altarriba y Kim recibió en el año 2010 el premio nacional de cómic con El arte de volar, una excelente, densa y dura obra en la que narraban la vida del padre del primero. El propio Altarriba explica en el epílogo de este libro que llegó a la conclusión de que no le había hecho justicia a su madre, que como es evidente, estaba, mas no se ahondaba en su historia vital.

Como todas las mujeres de esa época, Petra, que así se llamaba, era una mujer callada, sufrida, trabajadora y espabilada, pero tan discreta que su propio hijo descubrió su minusvalía (no podía estirar un brazo) en su último suspiro.

Petra como muchas mujeres de aquel tiempo, casi no tuvo infancia, y pasó la juventud cuidando de un padre que la quiso matar al nacer y que fue de mal en peor desde aquel día. Al fallecer el padre se marcha a Zaragoza donde entra a servir en la casa de un General del ejercito Franquista, en esa casa es testigo muda de las reuniones secretas del militar, y de las conspiraciones de los monárquicos (que los había) del ejercito del dictador. De la casa del General salió para casarse, tuvo un sólo hijo, y una vida casera. Acabó sus días en una residencia y fue ya en su lecho de muerte donde su hijo descubre lo poco que sabe de la vida de su madre. Seguir lendo

Los Buenos Veranos – Zidrou, Lafebre

los_buenos_veranos_metrc3b3polesdliarantesEl título, ya deja bien claro de que va este libro y anticipa que nació para ser una serie. En España se publica ahora el primer número, pero en Francia y Bélgica ya va a salir de imprenta el segundo. En esta nueva serie guionizada por el prolífico Zidrou y con dibujo de Lafebre, vamos a conocer las vacaciones, y sólo las vacaciones,  de una familia belga de los años setenta, los Faldérault, cada libro será un año distinto, y no necesariamente en orden cronológico.

Este primer número, titulado Rumbo al Sur, es puro Zidrou, una historia con varios personajes, cada uno con su importancia, cada uno con su batalla interna, todos necesarios en una historia que se va tejiendo con el pasar de las páginas, hasta lograr que todo sea una unidad perfecta. El belga es capaz de contarnos la historia sin caer en las evidencias, insinuando los problemas, las preocupaciones, y construye los personajes de un modo tan preciso que enseguida tenemos una opinión formada del carácter de cada uno de ellos.

El padre de la familia es un dibujante sin mucho éxito que siempre llega tarde a las entregas y que hace que toda la familia tenga que esperar por él para comenzar las vacaciones, la madre es una mujer sobrepasada por las labores diarias en la casa, en el trabajo y con los hijos, en plena crisis existencial, y los niños… pues eso, son niños, juegos, peleas, ilusiones, alegría, emoción.

Y si Zidrou es lo que les pone alma, Lafebre es quien les pone cara, y también el que hace visible el lenguaje oculto del guión, la historia que hay detrás de la que leemos, porque ya sabemos que la cara es el espejo del alma.

Lafebre hace un excepcional trabajo en este libro, como un fotógrafo es capaz de crear y moldear la luz, con un dibujo más definido que en La Mondaine, pero sin perder ese estilo tan personal, y con un color que es un elemento narrativo más, porque este libro además de unha historia cuenta un momento que es feliz, las vacaciones en familia, en una época en la que no existían las pantallas de vídeo para los coches, que carallo, no existía ni el aire acondicionado. Coches pequeños, incómodos, lentos, los niños brincando sobreexcitados por el viaje, las maletas que crecen y engordan en el breve momento que las despegas del suelo para meterlas en el maletero del coche, los interminables quilómetros, el calor… Una aventura que los Faldérault saben convertir en lo más divertido de las vacaciones, el viaje.

Un libro que gustará especialmente a los que andan por la cuarentena, porque seguramente les recordará su propia existencia en un relato bien contado, con la dosis justa de humor, costumbrismo, drama y sobre todo buen rollo. Un cómic vitalista como el padre de esta familia, con una historia sólida como la madre y una gráfica loca y divertida como los hijos.

Ademas, en esta época de novelas gráficas, en la que el número de páginas otorga un (irreal) plus de calidad, el formato álbum francés de medio centenar de páginas y tamaño grande me parece un acierto.

Puedes comprarlo aquí.