Alternativo – Jorge Campos

“Cómic alternativo para cualquier edad.”

alternativo1En un sistema literario tan débil como el del cómic gallego siempre es una buena noticia el nacimiento de una editorial. Aún más si esta se atreve a abrir su catálogo con un cómic especial tanto en el contenido como en el formato. Este es el caso de Alter-nativo, un cómic experimental de Jorge Campos. Digo experimental porque aúna dos características poco comunes: no tiene texto y tiene un formato poco usual, más que páginas lo que tiene es una muy larga, de seis metros con veinticinco centímetros. Un formato curioso que ya fue usado por autores tan conocidos como Joe Sacco, que hace cinco años publicaba The Great War: July 1, 1916: The First Day of the Battle of the Somme, que llegaba a los siete metros de papel.

Jorge Campos, arquitecto de profesión y ganador en tres ocasiones del certamen de cómic de Cangas se atreve para su primera obra larga con la historia de un naufrago y los avatares que le suceden «en una isla misteriosa en la que ocurren cosas extraordinarias». Con esta sencilla premisa comienza un camino de ida y vuelta por cuatro metros de cómic. De hecho, no es solo un camino, son varios; otra particularidad de esta interesante obra es que la narración puede seguir distintas lineas en determinados momentos, así que tiene diferentes caminos de lectura. 

Esta fábula alter-nativa se desarrolla con un dibujo sencillo, que no simple. La composición de las páginas, necesariamente apaisada, es lineal con una página concebida en un estilo limpio que hace la lectura muy amena y fácil de seguir para lectores de cualquier edad. En el dibujo, Jorge practica un estilo muy agradable visualmente, limpio, muy influido por la linea clara. El color es espectacular, colores planos que están perfectamente conjuntados en una paleta que se podría definir como tropical.

Aunque que no fue pensado como libro infantil-juvenil, no se puede obviar que es una obra excelente para que estos lectores y lectoras más jóvenes de la casa se acostumbren al cómic y a distintas maneras de narrar y leer. 

La edición es de buena calidad, con papel bueno y tapa dura, en formato acordeón, lo que conlleva una dificultad añadida en la fabricación, no obstante muy bien resuelta, aquí se nota la mano delicada e imprescindible de Miguel Robledo como director de arte de esta editorial. El único fallo que se le puede poner a este libro es que el precio (29,90€) parece un poco elevado hasta para lo que se estila en estos tiempos de burbuja editorial, aunque se pagan con gusto sabiendo que sirve para defender nuestra cultura frente a los muchos productos de la industria hegemónica de los talibanes de la fuerza que no solo superan ese precio sino que traen un plus de prácticas abusivas contra la cultura propia.

Advertisements