Conversaciones – Inés Casarejos y Urbanoscar

conversacion1Oscar Iglesias (Urbanoscar) e Ines Casarejos son dos autores bien conocidos en el mundo de la autoedición gallega. Ella publicó en 2015 un interesantísimo fanzine, de formato extraño, titulado Vídeo club y tienda de fotos en el que relataba sus vivencias trabajando en uno de estos establecimientos. El lleva varios años publicando Pictodiario, un interesante diario de tiras autobiográficas.

Este verano publican Conversaciones, un cómic editado por el sello del Sindicato del Cómic (que el dios Moebius colme de gloria a Simón y Ricardo por el trabajo microeditorial que hacen) en el que desarrollan, a cuatro manos, un fanzine de conversaciones. Así de simple y así de complejo.

Lo primero que llama la atención es el formato, supongo que la querencia de Inés por los formatos peculiares tendría mucha influencia en la decisión, Videoclub… es un A3 doblado por la mitad en vertical. Este tiene un formato cuadrado (21 x 21 cm) y una curiosa y metafórica portada en la que los alter ego en dibujos de los autores bailan lo que se intuye es un rock & roll cincuentero. Probablemente no hay nada que uno pueda imaginar más alejado en la vida real de estos dos.

No se si alguien usó alguna vez el termino fanzine-ensayo, si no es así, queda inaugurado, porque eso es lo que Inés y Oscar hicieron aquí. A través de dos conversaciones en las que cada uno de los autores se dibuja a sí mismo van desgranando temas en una especie de psicoanálisis público, Sin duda aquí la influencia es de Oscar y del Pictodiario.

Estructurado en dos partes, correspondientes a dos charlas separadas por un año, se cuestionan el porqué de esta aventura dibujada, las temáticas y pertinencias de su desnudo público a través de las viñetas; como ven ellos su propio trabajo y el del otro y como lo vemos los lectores, a través de las opiniones que les transmitimos. Un fazine autoconsciente que reflexiona su propio existir, los géneros, las narrativas, las temáticas, e incluso sus expectativas como autores y la obra de otros que son referentes para Oscar e Inés.

En la primera charla los temas suceden, como dicen los actores, de manera orgánica, van pasando como las conversaciones entre amigos que saltan de tema en tema y van y vuelven una y otra vez, en este caso pasamos por la metareferencia fanzinera, el arte, la propia vergüenza, la militancia social, el futuro del cómic y el AMOR, así con mayúsculas, que hay en este sector. También por el MAL, que algo hay.

En la segunda conversación sigue la reflexión desnuda, de la evolución vital, a la política, del arte y la estética a los gustos personales. Un valiente y original (en la BD gallega) ejercicio que discurre con la impronta personal de los autores y las múltiples referencias cinematográficas, artísticas y culturales que despliegan para no sólo conversar entre ellos, sino conversar con nosotros, los lectores y lectoras.

Un fanzine de los que ofrecen mucho más que una historia o unas páginas de gozo lector, ofrecen una reflexión sobre el propio formato y sus caminos más filosóficos.

Advertisements