Licor Café – VV.AA

13 chupitos de Nova Banda Deseñada Galega

lk-metropoles-delirantesDesde este verano el Licor café, además de la bebida nacional de nuestra tierra, es un libro de Banda Deseñada. Manel Cráneo, la mente inquieta que está detrás de Demo editorial es el artífice de este excelente libro que recopila trece historias cortas de otros tantos autores y autoras de cómic del País. Cuenta el propio Manel en el prólogo que la idea llevaba años en el aire pero fue finalmente Cristian Fojón, autor de uno de los episodios, quien le puso un titulo y quien hizo de detonador de esta explosión de arte y creatividad que fructificó en forma de libro. Xulia Pisón es la coordinadora de este Licor Café, selección de la Nova BD Galega que ya es un imprescindible de nuestra cultura.

La selección de autores y autoras es pertinente y representativa, con variedad en las propuestas. Hay quien ya tiene publicada obra larga y hay otros y otras que aún se mueven más en la escena de los fanzines. La edición es de buena calidad, con portada en color a cargo de Jorge Peral e interior en un expresivo y esencial blanco y negro.

En esta obra colectiva, que usa como nexo común entre las distintas historias la famosa bebida, navegamos a lo largo de más de cien páginas por las distintas visiones, estilos y narrativas de estos autores y autoras. No es sólo un libro con historias interesantes sino que sirve como visión panorámica de la variedad de nuestra BD más joven que en estos momentos es referencia, incluso en el estado, por su capacidad, calidad e independencia.

Licor café es una antología en la que podemos comprobar las influencias del manga, la ciencia ficción, las narrativas más complejas y vanguardistas. Ya el índice es un claro indicador de lo que nos espera en el interior, trece vasos de licor que concentran la potencia creadora y estimulante con una variedad de miradas, de artes y de personalidades. Trece iconos que subliman las páginas de las historias interiores en una sola imagen. De la BD más tradicional a la más conceptual, de la Galiza urbana a la rural, una selección excelente de la cosecha de nuevos autores que nace en esta terra nosa que tan bien se maneja entre vanguardia y tradición, entre surrealismo y realismo postindustrial. 

Probablemente todo este rico movimiento de Nova BD Galega no sería realidad sin la semilla que fue el Colectivo Polaquia en la primera década de este siglo, un fenómeno que nunca reconoceremos bastante como catalizador de lo que ahora vivimos y que fue germén del fuerte movimiento de autoedición y «fanzinismo» del que son prueba los múltiples eventos dedicados a esta modalidad de publicación que hay en el País.

Las propuestas de este Licor Café son tan sabrosas que esperemos impacientes al siguiente número. Queremos más Licor Café.

Advertisements