Arquivo por meses: Xuño 2016

Paciencia – Daniel Clowes

paciencia-1Daniel Clowes es uno de esos nombres que desde que empiezas a leer cómics no paras de escuchar. Un grande, que se dice en dialecto futbolero. No sólo eso, es probable que sea de los pocos autores que les suena a los “desafortunados” que no gozan del cómic como nosotros. La culpa de esta fama fuera del “mundillo” la tienen alguna de sus míticas y magníficas obras anteriores, en particular Ghost world, de la que hay una película que recibió buenos comentarios de público y crítica llegando a estar nominada a un Oscar.

Esta vez el autor apuesta fuerte, una historia que comienza con un gran cambio que trae mucha ilusión a las vidas de la anódina pareja protagonista, Jack y Paciencia, pero las cosas no son lo que parecen y pronto Jack emprende un obsesivo viaje que lo llevará saltando en el tiempo adelante y atrás, del pasado al futuro y viceversa, en un intento de conjurar las desgracias que atormentan su existencia. Seguir lendo

Advertisements

GoGo Monster – Taiyo Matsumoto

gogo_monster1Aunque el mundo del manga es inmensamente amplio y de impresionante riqueza temática, el enorme éxito de algunos de sus “buques insignia”, como Naruto, Termae Romae o Dragon Ball, eclipsan a outra grandes obras del lejano país nipón, que no tienen las cifras de ventas de estos, pero que si tienen una altísima calidad gráfica y literaria, este es el caso.

En GoGo Monster asistimos a la vida diaria de Tachibana, un adolescente japonés con tendencia a la soledad, que está en contacto de algún modo con “algo” que sólo el puede ver, unos entes que a veces le juegan malas pasadas. El entorno de Tachibana se reduce a Suzuki, un chico más integrado en la sociedad, que es el nuevo estudiante en la escuela, y que al hacerse amigo de Tachibana va descubriendo (y nosotros con él) lo que sucede, y I.Q. un zagal que va siempre con una caja tapándole la cabeza y que al igual que Tachibana parece tener problemas de integración.

Este libro es indubidablemente oriental, tanto en la temática, esa suerte de terror psicológico adolescente que triunfa en el país nipón, sobre todo en el cine, como en el ritmo, lo etéreo, misterioso y extrañamente bello y alejado de lo occidental de la historia.

Artisticamente huye del estilo típico del manga más mayoritario, Matsumoto maneja con acierto un estilo más “relajado”, casi simplista, con momentos de dibujos casi abocetados, deliberadamente indefinidos, con los que nos transmite las sensaciones que vive el protagonista, con una buscada perdida de lo real para difuminar las percepciones, como un modo de abstraer el guión y dejarlo en más sugerencia que concrección.

Todo en esta obra está insinuado ey dejado a libre interpretación, Tachibana ve monstruos que nosotros nunca vemos y tiene dos únicos amigos tan distintos como los caminos que puede tomar su vida en ese momento de abandono de la infancia.

Matsumoto, utiliza su poética para contarnos lo que puede ser toda una historia de terror paranoide o la metáfora de la vida aliñada debidamente con la sutil (ou no tanto aquí) espiritualidad japonesa, aunque con mucha probabilidad serán las dos cousas.

Necrópolis – Marcos Prior

Necrópolis, un uppercut directo a tu conciencia

necropolisAbrir Necrópolis de Marcos Prior, es muy semejante a lo que sucede cando sacas de la funda un vinilo de Bill Evans y después de posarlo sobre el plato, pones la aguja sobre el. Otra sensibilidad, elegante, cadenciosa, pura armonía elaborada con pequeños fragmentos de realidad, filosofía y reflexión.

Necrópolis es un libro de historias que suceden en una ciudad moderna y fría durante una serie de apagones. Cuenta de una sociedad deshumanizada y dura, una selva de asfalto, en la que los medios de comunicación son un importante actor en la alienación de la masa, la estupidificación colectiva, y en la que cualquier cosa contada a través de una pantalla es más verdad que lo que ven los propios ojos. Habla de esa casta de políticos que son productos de homeopatía ideológica, diseñados para ser consumidos sin lerles la composición, porque esta es tan mentira como los mismos principios que defienden. La inculturización colectiva perpetrada por los poderes, a modo de holocausto de la inteligencia y del espíritu crítico que conlleva que los habitantes de la ciudad se conviertan en seres irracionales que tienen que volver al primitivismo de la propia supervivencia a cuenta de la violencia. Seguir lendo